Noticias Economía

Fundamedios sobre los medios progobierno: es indispensable investigar a quienes hicieron fortunas vendiendo su línea editorial

“Es necesario eso para saber qué medidas tomar para que los medios sean al servicio de los ciudadanos y no de un gobierno”, reafirmó. 

El director de la Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios (Fundamedios) Ecuardor, César Ricaurte, en su visita de hoy a La Paz, vio indispensable la necesidad de investigar e identificar a los medios, o periodistas, que sometieron su línea editorial en defensa de un gobierno a cambio de la sociedad por intereses económicos.

 

“Una de las cosas que hay que hacer, ante una posible transición de un régimen autoritario a una democracia, es un balance, estudiar a profundidad qué es lo que ha sucedido con los medios y darnos un baño de verdad (…). Es necesario saber cuál fue la verdad y que la sociedad diga éstos fueron los medios o empresarios de medios que hicieron fortunas vendiendo su línea editorial. Eso es indispensable.  A partir de eso se pueden adoptar distintas medidas, unas éticas y otras más legales”, planteó Ricaurte en referencia a los medios que se sometieron a gobiernos del “socialismo del siglo XXI”. 

 

Las medidas sancionatorias irán principalmente a los medios que funcionan como industria y a los cargos de toma de decisión, según la propuesta. Esto ante la necesidad de transparentar el rol los de los medios durante épocas de autoritarismo y libertades restringidas. 

 

Ecuador vivió 10 años al mando del presidente prosocialista Rafael Correa. En ese período se registraron innumerables ataques contra las libertades de prensa y de expresión de medios independientes. Muchos fueron asfixiados económicamente. En cambio, otra cantidad de medios obedecieron a los lineamientos del gobierno central y fueron beneficiados con ingresos económicos por la pauta publicitaria. 

 

En la actualidad, el nuevo gobierno ecuatoriano comenzó a desmantelar todas las instituciones y leyes que en  la anterior  administración sirvieron para acallar a los medios independientes. Ahora el siguiente paso, según el director de Fundamendios, es identificar a los medios y periodistas que fueron actores de enriquecimiento antiético en esos gobiernos. 

 

“Es necesario eso para saber qué medidas tomar para que los medios sean al servicio de los ciudadanos y no de un gobierno”, reafirmó. 

 

En Bolivia, el presidente Evo Morales aseguró en septiembre de 2013 que “antes sentía que el 80 o 90 por ciento de los medios eran mis opositores, ahora quedan 10 o 20 porciento de opositores”. 

 

A principios de mes, el experiodista de Bolivision, Juan Pablo Guzman, reveló que el Ministerio de Comunicación impone los temas, entrevistados y las preguntas para los periodistas o conductores de programas de televisión. 

 

La versión se reafirma con las múltiples denuncias de medios independientes que no pueden acceder a la publicidad estatal desde ninguna institución por órdenes estrictas del gobierno.  

 

El oficialismo admitió que tiene identificado a los medios que forman parte de un “cartel de la mentira”, casualmente esos medios son los que más casos de corrupción han revelado y que ahora se investigan en la justicia boliviana. 
 

 

 

 

 

 

 

Publicado por: Freddy Poma Fernandez

Director Ejecutivo de Buena Fuente. Titulado en Comunicación Social de la Universidad Mayor de San Andrés.